Monthly Archives: January 2016

Cuento de Dos Gobernadores

guerra contra todos los puertorriquenos

 

El dia 12 de mayo de 1898, doce barcos de Guerra y torpederos bombardearon a San Juan por tres horas. El cielo se ennegreció con el humo de los cañones. El faro del Castillo del Moro y la Iglesia de San José, relíquio del Siglo XVI, recibieron repetidos impactos. Treinta mil personas abandonaron al pueblo, aterrorizados.

Unas semanas despues, el Gen. Nelson Miles planteó la bandera norteamericana en Ponce, y declaró que:

“El objetivo principal de nuestras fuerzas militares sera…el de extender al pueblo de esta isla tan bella, la major medida de libertades.”

“No hemos venido a hacer la Guerra contra el pueblo de un país que ha sido oprimido durante siglos, sino, por el contrario, a traerles protección, no sola a ustedes pero también a su propiedad, promover su porsperidad, y otorgarles a ustedes las inmunidades y bendiciones de las instituciones liberales de nuestro gobierno…y darles las ventajas y bendiciones de una civilización preclara.”

Gen. Nelson A. Miles

Las “ventajas” y “bendiciones” fueron muy pocas. Inmediatamente despues de la invasion de 1898, la isla fue inundada por oportunistas. En menos de 40 años, estos buitres se apoderaron del terreno y los recursos naturales de la isla – y cualquier Boricua que se opuso fue encarcelado, o tiroteado, o simplemente se “desapareció”.

Repetidamente, el gobierno de EEUU envió cuatro hombres anglosajones para mantener la colonia: el Jefe de Policia, el Tesorero, el Auditor, y el Gobernador. El mas poderoso siempre era el Gobernador, quien empleaba a los otros tres.

CHARLES HERBERT ALLEN – el Rey del Azucar (1900-01)

Charles Herbert Allen

Charles Herbert Allen fue el primer gobernador civil de Puerto Rico. Aunque nunca sirvió en las fuerzas armadas, le encantaba vestirse con atuendos militares y que le llamaran “coronel.”

Llegó a la isla como un conquistador romano, recibiendo un saludo de los cañones navales, de la Banda de la Undécima Infantería y de cientos de hombres de uniforme.

Fue un dia oscuro y lluvioso. Un asistente sostuvo su sombrilla sobre la cabeza de Gob. Allen, durante su marcha el centro de San Juan.

La Fortaleza estaba envuelta como un papel de regalo. Allen pronunció sus discurso inaugural con un transfondo de las banderas americanas más grandes e imperiales que los puertorriqueños jamás habían visto.

Dentro de cuestión de semanas, y con poco asesoramiento y sin supervisión, Allen creó un presupuesto para toda la isla. Tomó por asalto la tesorería de Puerto Rico subiendo los impuestos por hipoteca, reteniendo préstamos municipales y agrícolas, y congelando toda reparación y construcción de escuelas y otros edificios públicos. Desvió el presupuesto insular para subsidiar los sindicatos agrícolas nacionales. Emitió contratos sin subasta a comerciantes estadounidenses y subsidió carreteras construidas por la empresa maderera de su propio padre (al doble del costo).

Mediante su “presupuesto de cuartos oscuros” Allen creó nuevas agencias, oficinas y escalas de salario—todas ocupadas por burócratas estadounidenses. Cuando se marchó en 1901, casi todos los once miembros del Concilio Ejecutivo del gobernador eran expatriados americanos, y la mitad de los nombramientos de Puerto Rico habían ido a visitantes de Estados Unidos – 626 con los salarios más altos.

Pero Allen tenía un plan aún mayor. Estaba oculto a plena luz, como La Carta Robada, el cuento de Edgar Allan Poe, dentro de su primer informe anual al presidente William McKinley.

Primero le escribió:

“Puerto Rico es una bella isla con sus recursos naturales aun por desarrollar, y una población incapaz de asumir el manejo de sus propios asuntos”.

“El terreno de la isla es admirablemente productivo…tan rico como el delta del Mississippi o el valle del Nilo”.

“Con capital americano y energías americanas, la labor de los nativos puede ser utilizada para el beneficio duradero de todas las partes”.

Luego Allen apeló a la vanidad y la codicia:

“La introducción de sangre nueva es necesaria, pues cuando el capitalista americano se dé cuenta de que existe una fuente de labor tan acostumbrada al trópico que el retorno de inversión al capital será extremadamente rentable…y querrá venir aquí con su capital”.

“Puerto Rico es realmente la puerta rica a la riqueza futura…por la indomable economía y laboriosidad que siempre han marcado el camino del anglosajón”.

Finalmente, el gobernador llegó al grano:

“El rendimiento del azúcar por hectárea es mayor al de cualquier otro país en el mundo”.

“Una cantidad considerable de terreno, ahora mismo dedicado a pastizales, podría ser dedicada a la caña de azúcar”.

“La melaza y el ron, productos incidentales de la caña de azúcar, podrían ser suficientes para pagar todos los costos de los hacendados de caña y dejar el producto de su venta como pura ganancia”.

“El costo de la producción es $10 por tonelada…más barato que en Java, $11 más barato que en Hawaii, $12 más barato que en Cuba, $17 más barato que en Egipto, $19 más barato que en las Antillas Británicas, y $47 más barato que en Luisiana o Tejas”.

Éste no fue un mero reporte inicial al presidente. Era un plan de negocios para un imperio azucarero, y Allen rápidamente radicó su reclamación. Unas semanas más tarde de haberlo sometido, el 15 de septiembre de 1901, Allen renunció a la gobernación. Entonces se fue directo a Wall Street, donde se incorporó a la Casa de Morgan como vicepresidente tanto de la Morgan Trust Company como del Guarantee Trust de Nueva York. Allí montó el más grande sindicato azucarero del mundo, y los cientos de personas que había nombrado al gobierno de puerto Rico, le proveyeron concesiones de tierras, derechos sobre el agua, servidumbres de ferrocarril, ventas por embargos hipotecarios, y tasas impositivas muy convenientes.

Ferrocarríl de los azucareros de EEUU

Para 1907 su sindicato, el American Sugar Refining Company, poseía o controlaba el 98 por ciento de la capacidad de procesar azúcar en Estados Unidos y se conocía como el Fideicomiso de la Azúcar. En 1910 Allen ya era el tesorero de la empresa, en 1913 su presidente, y en 1915 estaba en su Junta de Directores. Hoy día esa compañía se conoce como Domino Sugar.

GENERAL BLANTON WINSHIP – el asesino (1934-39)

Gen. Blanton Winship

Dentro de pocos años, Puerto Rico comenzó a dudar la “benevolencia” de EEUU. El pueblo se preguntó…come fue que perdieron su propia tierra, a los bancos de Nueva York y Washington, DC? No entendían como es que trabajaban 12 horas al dia, 60 horas semanalmente, y sus familias todavía no tenían de que comer.

Con tanto desespero, en 1934, una huelga agrícola envolvió la isla entera. Los obreros se negaron de trabajar por 75 centavos al dia.

Obreros de la caña, en huelga en Yabucoa

Las corporaciones estadounidenses se alarmaron tanto, que formaron “El Comité de Mil Personas para la Preservación de Paz y Orden.”

Estos le envian un cable al Pres. Roosevelt, diciendo que “Estamos en estado de anarquía. Pueblos y negocios paralizados, policía inutil. El Pres. Roosevelt respondió en forma military: este designó un general del ejercito, Blanton Winship, como gobernador de Puerto Rico.

LA POLICIA SE CONVIERTE EN UNA AGENCIA MILITAR

Desde el primer momento, Winship militariza la isla entera: iniciando la construcción de Roosevelt Roads Naval Base, y entrenando a la policía insular como si fuesen soldados.

General Winship visita la marina en Roosevelt Roads

Todos los cuarteles recibieron ametralladoras y rifles automaticos. Este general entendía muy poco de economía o procedimiento parlamentario – pero si entendía el uso de fuerza y terror.

Pres. Roosevelt no lo envió para “negociar” con los isleños. La misión de Gen. Winship era el aplasto de huelgas, y la exterminación de los Nacionalistas. Esto sucedió casi inmediatamente, en Rio Piedras.

Policía con su ametralladora, cortesía de Blanton Winship

LA MASACRE DE RIO PIEDRAS

El dia 24 de Octubre, en 1935, la policía de Winship rodea el recinto de UPR Rio Piedras, para “asegurar una reunión pacifica” de estudiantes. Pero en ves de “mantener la paz,” ellos fusilaron a tres Nacionalistas y a Juan Muñoz Jimenez, un infelíz que estaba comprando un billete de lotería.

Cuatro días despues de la masacre, el Jefe de la Policía, E. Francis Riggs declaró a toda la prensa de Puerto Rico, que si Albizo Campos y los Nacionalistas persistían en su “agitación política,” el estaba dispuesto a infligir:

“Guerra contra todos los puertorriqueños”.

ELIAS BEAUCHAMP and HIRAM ROSADO

El dia 23 de febrero, 1936, dos Nacionalistas – Hiram Rosado y ERlias Beauchamp – fueron arrestados y arrastrados al cuartel de San Juan. Dentro de una hora, la policia los ejecutó en el cuartel.

Elias Beauchamp ofrece su ultimo saludo, antes de ser ejecutado

Una foto de Hiram Rosado, ya muerto en el cuartel, apareció en todos los periódicos. La prensa reportó que antes de ser ejecutado, Rosado les dijo “Disparen para que vean como muere un hombre”.

Hiram Rosado, muerto en el cuartel

Esa misma noche de Febrero 23, dos otros Nacionalistas – Angel Mario Martínez y Pedro Crespo – fueron asesinados por la policía en Utuado.

El día siguiente, de todas partes de la isla, miles de simpatizantes viajaron a San Juan para el velorio de Rosado y Beauchamp. Winship intentó a obstacularlos, pero habían demasiados de Boricuas y no pudo.

En los servicios funerales, Don Pedro Albizu Campos declaró:

“El asesinato en Rio Piedras fue su obra personal…el General Blanton Winship quien ocupa La Fortaleza. Esto fue un asesinato frio y calculado, para perpetuar un gobierno criminal.”

LA POLICIA ATACA

Inmediatamente despues de asesinar a cuatro Nacionalistas (Beauchamp, Rosado, Martinez y Crespo) el General Winship desplagó un reino de terror en toda la isla. El dia 25 de Febrero, 1936, el convocó una rueda de prensa, para demander la penalidad de muerte en Puerto Rico.

Entonces sucedió la Masacre de Ponce.

LA MASACRE DE PONCE

La Masacre de Ponce sucedió el dia Domingo de Ramos en 1937. Aquí se puede ver un imagen de la tragedia:

La policía de Winship rodearon a todos los hombres, mujeres y niños. No hubo ningun modo de escape. Una docena de policías con ametralladoras “.50 Tommy Gun” dispararon por mas de diez minutos.

Al final, la calle se cubrió con sangre y cadavers. 17 hombres, mujeres y niños murieron ese día, y mas de 200 fueron gravemente heridos. Todo esto sucedió bajo las ordenes del Gobernador Winship.

Descaradamente, Winship acusó a las propias victimas de haber causado la masacre. Winship alegó que francotiradores Nacionalistas habían disparado a la policia. Pero la foto anterior comprobó que Winship estaba mintiendo, y que la policia había conducido un MASACRE.

El Presidente Roosevelt no revocó el puesto de Winship, porque no quería admitir que el imperio EEUU estaba violando los derechos humanos en Puerto Rico. Pero en el día 11 de mayo, 1939, el congresista Vito Marcantonio declare en el congreso de EEUU:

“La tiranía de Winship esta negando los derechos civiles al pueblo de Puerto Rico. La corrupción, el robo, y el malgasto de nuestro dinero public…todo esto la ha hecho Blanton Winship!”

El día siguiente, Pres. Roosevelt terminó el oficio de Winship en Puerto Rico.

Al largarse de Puerto Rico, Winship intentó a representar las corporaciones y syndicatos azucareros en Puerto Rico, abogando en Washington, DC en contra de un sueldo mínimo en Puerto Rico. Pero otra vez, el congresista Vito Marcantonio lo frenó.

Al final, el Gen. Winship nunca fue inculpado por sus asesinatos en Puerto Rico. Al contrario, en su ultimo oficio, Winship fue un fiscal en el Juicio de Nuremberg (the Nuremberg Trials).

Comisión sobre los Nazis, Washington D.C.
El Comisionado Winship es el tercero de la derecha.

La hipocresía de instalar a Blanton Winship como un “fiscal” o un “juez” de los crimenes de los Nazis, es un buen resumen del “buen gobierno” que EEUU ejerció en Puerto Rico.

Charles Herbert Allen y Blanton Winship sirven como ejemplar del desfile de desgraciados que los EEUU enviaron a gobernar sobre Puerto Rico. Casi todos buscaron su fortuna, robaron dinero publico, chuparon la vida de la isla…y nadie los disciplinó.

Hoy en día, se reconoce que cuando Gen. Nelson A. Miles invadió a Puerto Rico en 1898, y prometió las “ventajas” y “bendiciones” de su “civilización,” el general perpetró una gran fraude.

Lo que trajo a la isla fueron mentiras, abuso y tristeza.

 

Revolución

guerra contra todos los puertorriquenos

 

THE REVOLUTION

El dia 28 de Octubre, 1950, la revolución puertorriqueña comenzó con una fuga de prisioneros. Mas de 500 encarecelados se batieron con los guardias, y 110 se escaparon del Oso Blanco de Rio Piedras, a todas partes de la isla.

La tactica fue muy efectiva. Por toda la isla, la Polícia Insular estaba distraída, corriendo detras de 110 fugitivos. El hombre que promovió todo este cáos, el ingeniero del motín y la fuga, fue nadie mas que Correa Cotto.

El Plan

Los Nacionalistas no necesitaban que “ganar” la Guerra contra EEUU, lo cual era imposible. Ellos solamente tenían que sostener la revolución por un mes, hasta que el mundo reconociera que en problema muy grave existía en Puerto Rico.

Don Pedro y los Nacionalistas crearon un plan completo:

  • Revueltas simultáneas en ocho pueblos, precisamente al mediodía
  • Inmediatemente despues de las ocho revueltas, un retraemiento coordinado al pueblo de Utuado, donde continuarían a resistir por un mes

Utuado era el enfoque de la revolución. Aquí es como se desenvolvió…

Peñuelas

En el pueblo de Peñuelas, a las 3 am del dia 30 de Octubre, sobre treinta policías rodearon la finca de Melitón Muñiz Santos y atacaron su casa. El joven Nacionalista Guillermo Gonález Ubides sobresaltó a todos los combatientes (incluso la policia) cuando abrió la puerta y andó hacia la policia. A distancia de veinte pies, Guillermo apuntó una pistola…

“¡No!” gritaron todos los Nacionalistas, pero fue muy tarde. Los tiros de la policía mutilaron su cuerpo y cara, pero Guillermo siguió andando hacia la policía.

Y levantó su pistola de nuevo.

La policía lo fusiló otra vez, y la batalla terminó rapidamente. Seis policías fueron heridos, tres Nacionalistas cayeron muertos, y los demas fueron arrestados. El jefe de la emboscada, el Teniente Emanuel Lugo Torres, recibió una recomendación por su valentía.

Guillermo González Ubides

Dos dias despues, una serie de campesinos juraron que habían visto a Guillermo de nuevo. Lo vieron andar en círculos, con una pistola en la mano, haciendo patrulla en un cañaveral.

Jayuya

En el pueblo de Jayuya, la policía se escondió detras de una iglesia…y los Nacionalistas se apoderaron del cuartel de policía, la estación de correo, y la oficina del ejercito de EEUU, donde quemaron las tarjetas del Servicio Selectivo.

La policía se esconde en Utuado

Blanca Canales y Elio Torresola eran los líderes de los revolucionarios en Jayuya.

Canales cortó las lineas telefónicas y, a las 6 pm en la Plaza Central, ella levantó la bandera puertorriqueña y anunció la Republica de Puerto Rico.

Luego ese noche, el compatriota Elio sostuvo un tiro de la policía, y se murió.

San Juan

En San Juan, una demostración Nacionalista se irrumpió afuera de la Corte Federal…pero la acción principal sucedió en La Fortaleza.

Al mediodía de Octubre 30, cinco Nacionalistas asaltaron a la mansión del gobernador Luís Muñoz Marín. El líder fue Raimundo Díaz Pacheco, el comandante de los Cadetes de la Republica.

El automóvil llego a la entrada de La Fortaleza, pero los patriotas no lograron entrada a la mansión. Cuatro de los cinco Nacionalistas se murieron, tiroteados, en frente de La Fortaleza.

Domingo Hiraldo Resto, muerto en La Fortaleza

El unico que sobrevivió, Gregorio “Goyito” Hernandez, de 22 años de edad, fue gravemente herido.

Goyito fue condenado a doce años en La Princesa.

Goyito Hernandez

Arecibo, Mayagüez, Ponce, Naranjito

Arecibo, Mayagüez, Ponce y Naranjito faltaron de coordinación. Los ataques comenzaron muy temprano o muy tarde. Sin medios de comunicación entre los pueblos, el momento que la Guardia Nacional cerró las carreteras, cada pueblo se quedó aislado.

Arecibo se lanzó muy temprano, y fue el unico pueblo con el elemento de sorpresa, atacando el cuartel de policia a las 10:30 a.m. de Octubre 30.

Los Nacionalistas mataron al Teniente Ramón Villanueva y tres otros policías, pero no lograron el domínio del cuartel. Uno de los Nacionalistas, Hipólito Miranda Ortíz, también cayó muerto en el cuartel de Arecibo.

Hipólito Miranda Díaz, en el cuartel de Arecibo 

Mayagüez comenzó muy tarde. Los Nacionalistas atacaron al cuartel a las 2 pm, pero la policía los esperaba desde el mediodía.

El día siguiente, en el Barrio La Quinta, la policia atacó el hogar de José Cruzado Ortíz.

En Ponce un Nacionalista intentó a quemar un edificio en Calle Victoria del Barrio Segundo, y fue arrestado. Otro grupo fue detenido en frente del Ponce Cement Factory, se formó un tiroteo, y el policia Aurelio Miranda se murió.

Batalla en frente del "Ponce Cement Factory"

La policía tambien los esperaba en Naranjito, y todos los Nacionalistas tuvieron que retirarse a las montañas.

José Antonio Negrón, un veterano de la segunda querra mundial, logró una batalla individual, que duró hasta Noviembre 10.

Cuando finalmente lo arrestaron en el Barrio Palos Altos de Corozal, un periodista le preguntó porque había resistido por tantos dias. Negrón respondió: “porque la misión no fue rendirnos. Estamos luchando por el reconocimiento internacional de la realidad colonial de Puerto Rico.”

Utuado

En Utuado, los Nacionalistas se dividieron en dos grupos: el primero le pegó fuego al correo federal.

El segundo atacó al cuartel de policía, pero fueron emboscados por francotiradores en la Avenida Estevez.

Luego la Guardia Nacional, y la fuerza aerea de EEUU, aislaron y mutilaron al pueblo.

Washington, D.C.

Ademas de los ataques en la isla, dos Nacionalistas intentaron el ajusticiamiento del Pres. Harry Truman en Washington, D.C.

Oscar Collazo y Griselio Torresola atacaron a Blair House en 1651 Pennsylvania Avenue, donde durmía Truman durante la renovación de la Casa Blanca.

A las 2:20 pm, el Pres. Truman estaba durmiendo. Se levantó un poco turbado, al oir un escándalo en la calle. Todavía en sus calzonsillos, Truman abrió la ventana de su dormitorio. Pos unos segundos, Truman estaba al alcance de Griselio Torresola – pero un guardia, Leslie Coffelt, mató a Griselio.

Luego, Coffelt también murió.

Oscar Collazo sobrevivió el tiroteo – pero permaneció 29 años en la carcel, hasta 1979, cuando lo indultó Pres. Jimmy Carter.

Oscar Collazo, herido en el tiroteo

Por todos los EEUU, la prensa señaló a Oscar y Griselio como “terroristas,” “comunistas” y “desperados.”

“Desperados,” acuerdo a la Prensa Asociada (AP)

El siguiente documental:

los declaró como “fanaticos.”

Ningun periodico en los EEUU mencionó un dato muy simple: que el dia antes del ataque en Washington, el pueblo donde estos dos hombres habían nacido, y donde todavía vivían sus familias (el pueblo de Jayuya) habia sido bombardeado por aviones norteamericanos.

Con estos aviones P-47 Thunderbolt, la fuerza aerea soltó bombas de 500 libras, ametralló con balas de calibre .50, y dejó el pueblo en ruinas.

Al terminar el bombardeo de Jayuya, la fuerza aerea EEUU bombardeó a Utuado, devastando 70% del pueblo.

El arresto de Pedro Albizu Campos

Al comenzar le revolución de 1950, el hogar de Don Pedro en 156 Calle Sol fue inmediatamente rodeado por la policia, FBI, y soldados de la Guardia Nacional. Un camión de sanitación bloqueó a Calle Sol.

Guaguas de la policía bloquearon los dos lados de Calle Cruz, y crearon una zona de matanza. Vehículos militares corrían en toda dirección; soldados, policies y detectives se agachaban detra de ellos; reflectores y ametralladoras se instalaron; francotiradores tomaron posiciones en las azoteas. Era un as alto complete, como una escena de la segunda guerra mundial.

Guardia Nacional durante el cerco de Albizu Campos

Por tres dias, un tiroteo constante entró por la ventana y el balcón de Don Pedro. Un Nacionalista, Efrain Lopez, fue fusilado y murió. Otra, Doris Torresola, sostuvo un tiro en el cuello.

Pocas horas despues del intento a la vida de Pres. Truman, le EEUU ordenó el as alto final: la Guardia Nacional y el FBI atacaron el hogar de Don Pedro, y la policía lo arrestó.

Don Pedro bajo arresto (Nov. 3, 1950)

Respuesta de EEUU a la Revolución

La respuesta estadounidense a le Revolución de 1950 fue inmediata y severa. Cinco mil (5,000) soldados fueron mobilizados.

Dos pueblos – Jayuya y Utuado – fueron bombardeados por diez aviones “P-47 Thunderbolt,” usando bombas de 500 libras.

Aviones “P-47 Thunderbolt” en formación

Despues del bombardeo, los aviones ametrallaron a las cañaverales y las montañas con balas de calibre .50.

Pueblos enteros fueron secuestrados, las carreteras se bloquearon, y automóviles fueron registrados por le militar de EEUU.

El FBI invadió niles de hogares, en busca de “materia subsersiva,” lo cual incluía la bandera puertorriqueña. Luego arrestaron a miles de Nacionalistas, y a cualquier persona que “conocía” a un Nacionalista.

Arrestaron a muchos profugos, y los acusaron de ser Nacionalistas.

Arrestaron a individuos en diez pueblos. De acuerdo a al gobernador y la Prensa Asociada, los Nacionalistas eran parte de una conspiración comunista.

También de acuerdo a la Prensa Asociada, el pueblo de Jayuya había sido destruido por los Nacionalistas – no por los diez aviones que la bombardearon y ametrallaron por varias horas. Los aviones ni aparecieron en el reportaje.

Con una declaración de ley marcial, el gobernador Luís Muñóz Marín arrestó a miles de jíbaros, mujeres, maestros, trabajadores sociales, y hasta niños en varios pueblos.

Arrestando los campesinos

Arrestando los niños

Arrestos en Jayuya

La escritora Ruth Reynolds, la maestro Olga Viscal, y la activista Carmen Perez fueron acusadas de traición, intento a asesinato, y conspiración en contra de EEUU.

Perez, Viscal, Reynolds – esposadas y en ruta a La Princesa

Despues de arrestar dos cientos en Jayuya, la Guardia Nacional ocupó varias escuelas publicas, de modo de acomodar mas prisioneros. Algunos de los prisioneros eran niños, arrestados en sus propias escuelas.

En la UPR, estudiantes fueron arrestados en ruta a sus clases universitarias.

Arresto de modo muy vergonzoso 

Por toda la isla, el pueblo fue arrestado a base de mero sospecho o acusación. La policía usaron “listas” de Nacionalistas y “informants”. Cualquier persona podría ser arrestada a cualquier hora, dia o noche. Algunos fueron arrestados en la cama, y llegaron al cuartel en sus pyjamas.

Por toda la isla, la gente fueron arrestados por nada. Fueron detenidos forzosamente, sin ningun procedimiento legal. En el area de San Juan, miles de personas fueron alineados en contra de las paredes, a punto de rifles y ametralladoras.

En menos de una semana, sobre 3,000 gente fueron arrestados por toda la isla. Solamente en La Princesa, mas de 350 prisioneros fueron relocados para acomodar la inundación de arrestados. 300 mas llenaron el presidio de Arecibo, y 500 fueron al Oso Blanco en Rio Piedras.

Ademas de los arrestos, Nacionalistas fueron fusilados en San Juan, Arecibo, Jayuya y Peñuelas. Las ejecuciones mas brutales sucedieron en Utuado, y hoy se conocen como la Masacre de Utuado.

La Masacre de Utuado

Cinco mil soldados de la Guardia Civil ocuparon a Jayuya y Utuado. Hicieron patrulla en cada calle, cada avenida, y dispararon sus rifles hacia las montañas y cañaverales.

5,000 soldados ocupan a Utuado y Jayuya

En Utuado, los soldados se escondieron en las ruinas de las casas que habían sido bombardeadas. Estos soldados tenían la autoridad de tirotear a cualquier “objeto” en el pueblo.

El dia 31 de Octubre, acerca de 1 am, nueve Nacionalistas fueron arrestados en Utuado. La Guardia Nacional los empujó con sus rifles y bayonetas por la Calle Dr. Cueto, y les ordenó que se quitaran los zapatos y sus correas. Los Nacionalistas siguieron marchando, aguantandose los pantalones.

Al llegar al cuartel, en la esquina de Washington y Betances, una ametralladora Browning M1919A4 los esperaba.

Todos los Nacionalistas fueron ametrallados. Antonio Ramos se murió instantaneamente, con tiros en la cabeza y el pecho. La pierna izquierda de Augustín Quiñones Mercado exploto bajo los tiros, y guindaba grotescamente de su cuerpo, conectada por dos tendones.

Antonio Gonzalez, un joven de 17 años, pidió agua mientras que se deangraba. Un Guardia hundió el bayoneta en su pecho.

Julio Colón Feliciano murió escribiendo la palabra “Asesinos” en la cera, con su propia sangre. Los soldados lo borraron.

Cuatro horas luego, a las 5 am, los primeros macheteros de caña salieron a trabajar. Ellos vieron los cuerpos de nueve hombres, todos enchumbados de sangre. Cuatro se habían muerto, los otros estaban gravemente heridos.

El local de la Masacre de Utuado. La sangre todavía se ve en la calle. 

Los soldados no recojieron los muertos. Sus cadaveres permanecieron cinco horas mas, hasta las 10 am, para que el pueblo entero los vieran. La calle estaba llena de sangre. Los perros callejeros lambieron el rostro de los muertos, y se comieron sus entrañas.

La frase famosa del Presidente Truman

Despues de la Revolución de 1950, y el bombardeo por EEUU de dos pueblos puertorriqueños, y el arresto de 3,000 Boricuas, y la “desapariencia” de cientos de Nacionalistas, y el intento sobre su propia vida, el Presidente Truman descartó todo como “un incidente entre los puertorriqueños.”

Para una historia mas detallada del bombardeo de Utuado y Jayuya, los tiroteos en ocho pueblos, el arresto de 3,000 Boricua, y el intento sobre la vida del Presidente Truman, por favor lea…

guerra contra todos los puertorriquenos
Comprelo ahora

Don Pedro Albizu Campos

 

Pedro Albizu Campos nació pobre en la sección Barrio Tenerías de Ponce, Puerto Rico. Su papa no lo reconoció, y su mama Juliana murió cuando el niño tenía cuatro años. Doña Rosa, su tía materna, fue quien lo crió.

Aunque andó descalzo casi toda si niñez, Don Pedro fue un estudiante brillantísimo, y recibió un abaca a Harvard College.

Don Pedro se graduó de Harvard College y la escuela de derechos de Harvard (Harvard Law School), y volvió a su pueblo natal en Ponce, Puerto Rico – donde defendió a cientos de gente pobre y fue elegido como presidente del partido Nacionalista de Puerto Rico.

In 1931, Don Pedro defendió a el Nacionalista Luis Velasquez quien, durante una porfía política, le pegó una bofetá al Jefe de la Corte Suprema de Puerto Rico, el Juez Emilio Del Toro. El actor Benicio Del Toro es descendiente de Emilio Del Toro, y su familia (la de Benicio) contiene muchos abogados y jueces de alta reputación (incluso su padre, Don Gustavo Del Toro).

El caso de Del Toro llegó al U.S. Court of Appeals (1st Circuit). Cuando Don Pedro lo ganó, el caso se convirtió en leyenda: “la bofetá de Velasquez” (Velasquez’s slap in the face).

Don Pedro abogando por la independencia de Puerto Rico

Don pedro utilizó sus abilidades legales para crear unos bonos a favor de la Republica de Puerto Rico. El primer serie de bonos fue para $200,000, en incrementos de $10, $50 y $100.

Los EEUU no le hicieron caso a Don Pedro hasta 1934…cuando el encabezó una huelga agrícola, la cual aumentó el sueldo de los trabajadores en la caña desde 75 centavos, a $1.50 al día.

Obreros de la caña en huelga en Yabucoa

Durante la huelga, Don Pedro y los Nacionalistas hablaron por toda la isla.

Don Pedro habla en la Universidad de Puerto Rico,
recinto en Rio Piedras

Los EEUU respondieron con un Nuevo gobernador (Gen. Blanton Winship) y Jefe de Policía (E. Francis Riggs), y estos dos militarizaron la Policía Insular. Todos los cuarteles recibieron ametralladoras, rifles, carabinas, y bombas lacrimógenas.

La policía y el FBI vigilaron a Don Pedro, y lo persiguieron por toda la isla. También interceptaron a sus vecinos, y arrestaron a muchos Nacionalistas. La familia de Don Pedro fue amenazada. Su casa fue tiroteada.

Policeman with a Tommy gun, issued by Gov. Winship

El dia 24 de octubre, 1935, la policía de Winship invadió la Universidad de Puerto Rico en Rio Piedras, y fusilaron a tres Nacionalistas y un infelíz que compraba un billete de lotería. Esto se conoce hoy como la Masacre de Rio Piedras.
Guerra Contra Todos los Puertorriqueños

El dia 29 de octubre, 1935, el Jefe de la Policia Riggs convocó una rueda de prensa para discutir las matanza en Rio Piedras. Fue allí que Riggs declaró que si Albizu Campos continuaba agitando al pueblo, que Riggs iba a conducir:

“Guerra hasta la muerte contra todos los puertorriqueños”.

Todos los periodicos reportaron el mensaje de Riggs. La isla entera oyó la amenaza “Guerra contra todos los puertorriqueños,” y les dió mucho temór.
Poco despues, el dia 23 de febrero, 1936, dos Nacionalistas ajusticiaron a Riggs, y fueron ejecutados sin juicio o procedimiento en el cuartel de policia en San Juan.

Elias Beauchamp, antes de ser ejecutado en el cuartel de policia

Todo Puerto Rico se indignó sobre este asesinato. Sobre 30,000 personas acompañaron la procesión a la funeraria, el dia 25 de febrero, 1936.

Entierro de los Nacionalistas, Beauchamp y Rosado.
El Imparcial, Feb. 25, 1936

El dia siguiente, los periodicos mostraron fotos de la ropa ensangrentada del difunto Elias Beauchamp.

Pocos dias despues, en Marzo 1936, Albizu fue arrestado por “conspiración a derrocar el gobierno estadounidense.” El primer jurado, compuesto de diez Boricuas y dos norteamericanos, no llegaron a un acuerdo.

El dia del veredicto, 31 de Julio, 1936, la Corte Federal estaba llena de soldados Americanos.

Las calles estaban bloqueadas.

Agentes del FBI se mezclaron con el pueblo.

La Guardia Nacional hacía patrulla.

En el salon de la corte, mas de mitad de la asamblea fueron soldados, policías, agentes del FBI, e inteligencia militar de EEUU.

Los comandantes de Camp Santiago se sentaron en la primera fila de sillas, para oir el veredicto del jurado (compuesto de diez norteamericanos y dos Boricuas). Este jurado se decidiò en “culpable de conspiración en contra del gobierno de EEUU,” y Don Pedro fue sentenciado a 10 años en la carcel Federal.

Desde ese dia en 1936 hasta 1965 (el año cuando el falleció) Don Pedro sufrió 21 años en la carcel, 4 años en exilio, y 4 mas rodeado y perseguido constantemente – 24 horas al dia, 7 dias a la semana – por agentes del FBI.

En 1936, lo encarcelaron en La Princesa. En 1937 lo trasladaron a USP Atlanta Penitentiary.

USP Atlanta 

Don Pedro fue arrestado y encarcelado de nuevo, en 1950.

Y otra vez en 1954.

Don Pedro le dijo a su esposa, y muchos historiadores lo afirman, que “los Americanos saben lo que hacen. Tenían que sacarme de la isla inmediatamente. Seis meses mas en 1936, y hubieramos conseguido la independencia”.

Ademas de su encarcelamiento, la policia y el FBI interrogaron a cualquier persona que visitaba, hablaba, o correspondía con el.

Escuchaban a su teléfono.

Por treinta años, el FBI mantuvo una “carpeta” sobre Don Pedro, la cual contiene sobre 20,000 paginas. Hasta escribieron una ley – Public Law 53 – para impedirle a Don Pedro el derecho de hablar.

Public Law 53 – La Ley de la Mordaza

El dia 10 de Junio, 1948, sa anunció la Ley 53: también conocida como La Ley de la Mordaza (Law of the Muzzle). Esta autorizó la policia y el FBI a detener cualquier individuo en la calle, y invadir cualquier hogar Boricua.

Ley 53 prohibió el cantar La Borinqueña, o cualquier expresión en contra de EEUU o a favor de la independencia. También prohibió la posesión de una bandera puertorriqueña, grande o pequeña…de cualquier tamaño.

La policia encuentra banderas muy peligrosas 

La ley también prohibió la venta o distribución de cualquier material con respeto a la independencia, o la organización o reunion de cualquier grupo independentista.

La policia encuentra mas banderas peligrosas

Don Pedro ignoró la Ley de la Mordaza y continuo abogando por la independencia. Se lanzó a todas las esquinas de la isla, dando discursos sobre la independencia, que fueron transmitidas por las estaciones WKAQ (San Juan), WPRB (Ponce), WCMN (Arecibo), WSWL (Santurce), WENA (Bayamón), WVJP (Caguas), WECW (Mayagüez), y muchas mas.

Don Pedro en el estadio Sixto Escobar 

El pueblo lo siguió por toda la isla.

Las multitudes seguían creciendo.

Llenaban todos los teatros, y las calles de Ponce y Arecibo.

El FBI lo perseguió por todas partes. Un agente, Jack West, filmó todos sus discursos publicos.

La lucha de Don Pedo fue contínua. El gobernador de Puerto Rico, Luís Muñoz Marín, lo acusó de der un comunista, fascista, terrorista, y enfermo mental.

El ejercito de EEUU ya controlaba 13% del terreno de Puerto Rico. Esteban bombardeando a Vieques y Culebra, usando 5 millones de libras anualmente.
Con 32,000 cuerdas y tres puertos militares, Roosevelt Roans Naval Air Base era la base marina mas grande de todo el mundo.

Camp Santiago ocupó 12,789 cuerdas en Salinas. Ramsey Air Base abarcaba 3,796 cuerdas en Aguadilla. Fort Buchanan tenía 4,500 cuerdas en San Juan, con su propio ferrocarríl, almacenes, barcos, hospitales y escuelas.

Mapa de instalaciónes militares en Puerto Rico 1950-1960

Cada año, el dia 4 de Julio, mas de 5,000 soldados, docenas de tanques, y cientos de camiones con ametralladoras formaban un gran desfile militar por la Calle Fortaleza, de modo de mostrar quien ere el que mandaba en la isla.

El ejercito de EEUU celebra su desfile anual
de Julio 4 en viejo San Juan

Don Pedro comprendió que no se podría “derrotar” a los EEUU militarmente, pero el desenvolvió un plan extraordinario: el levanto de una revolución, parecida a la de Irlandia en 1916, para captar la atención mundial y convencer las Naciones Unidas que Puerto Rico era, cien por ciento, una colonia de los Estados Unidos.

La Revolución de 1950

El dia 30 de octubre de 1950, el partido Nacionalista se batió en contra de EEUU.
Hubo fuego y tiroteo en ocho pueblos…cuarteles de policia se quemaron…la Republica de Puerto Rico se declaró en Jayuya…intentos se hicieron contra la vida de Pres. Harry Truman y Gob. Luís Muñoz Marín.

Los EEUU repondieron severamente: bombardearon a los pueblos de Jayuya y Utuado, mobilizaron a 5,000 soldados, arrestaron a 3,000 Boricuas, fusilaron a catorce Nacionalistas, y arrestaron a Don Pedro.

Arrestos en masa en San Juan

Torturas en la Carcel

La evidencia indica que, por varios años, Don Pedro fue expuesto a radiaciónes fatales, los cuales causaron quemaduras por todo su cuerpo, y culminó en un thrombosis cerebral en 1957.

Don Pedro cubría su suerpo y cabeza con toallas mojadas para protegerse de esta radiación. Los guardias se burlaban de el. Llamaádole “El Rey de las Toallas.” El gobierno de EEUU lo declare loco, y envoi una caravan de siquiatras para comprobarlo.

Pero a lo largo, la evidencia física – la deterioración complete de Don Pedro, su derrame cerebral, y el testimonio de otros presos que ellos tambien habían sido radiados – no se pudo ignorar.

Don Pedro demuestra sus quemaduras a la prensa

Dr. Orlando Daumy, un radiólogo famoso y presidente del Cuban Cancer Association, logró una visita a La Princesa, y este concluyó que Don Pedro estaba recibiendo radios X por todo su cuerpo. En Puerto Rico (El Imparcial), Argentina (Verdad), Mexico (Correo Inter-Americano), y Cuba (Bohema; Tiempo en Cuba), la prensa demandó una investigación inmediata del “linchamiento atomico” de Don Pedro.

El dia 28 de mayo de 1951, la Camara de Representantes de Cuba oficialmente pidió que Don Pedro fuese transferido a Cuba, para atender a la cura de su radiación.

El dio 19 de diciembre, 1952, Dr Frederic Joiliet-Curie, recipiente del Premio Nobel Prize por su descubrimiento de “radioactividad artificial,” sometió una petición con las Naciones Unidas – denunciando la tortura de Don Pedro en La Princesa, y demandando su extradición a un territorio afuera de EEUU.

En 1953 el Congreso Internacional de José Martí envió una carta a Pres. Eisenhower con respecto a Don Pedro. Fue firmada por 28 autores, periodistas y intelectuales prominentes de 11 paises.

Todos estos fueron ignorados, hasta que Don Pedro sufrió un thrombosis cerebral en La Princesa, que lo dejó paralizado en la parte derecha de su cuerpo e incapaz de hablar, por el resto de su vida.

Lo silenciaron para siempre.

Eventualmente, los experimentos radiológicos de EEUU se descubrieron. Una reportera, Eileen Welsome, investigó 16,000 casos de radiación experimental, y ganó el premio “Pulitzer” por su publicación de un libro, titulado The Plutonium Files.

Hoy en día, la demanda continúa para una investigación completa de la tortura radiológica de Don Pedro.

Entierro y Honores

Poco antes de la muerte de Don Pedro, Che Guevara apareció ante las Naciones Unidas, para decir lo siguiente:
“Albizu Campos es un símbolo de America irredento, pero indomitable. Años y años de carcel, tortura, soledad, un aislamiento completo de su familia y su pueblo, la insolencia del conquistador y los locayos en su propia tierra natal…pero nunca renunció sus principios. La delegación de Cuba le rinde homenaje, admiración y gratitúd a un patriota quien a dado dignidad a nuestra America.”
–Diciembre 11, 1964

Don Pedro falleció el dia 21 de abril, 1965. Su famila recibió cientos de telegramas, cables y cartas de todas partes del mundo. El Senado y la Camara de Representantes de Puerto Rico lo conmemoraron oficialmente, y el gobierno de Venezuela observó cinco minutos de silencio en su honor.

El Imparcial publicó una edición especial, dedicada a la vida y las obras de Don Pedro.

Antes del entierro la funeraria hizo un molde especial de Don Pedro, par alas esculturas y estatuas que se harían en su honor.

Oficiales políticos, periodistas y amigos de cada país de Latinoamerica llegaron para asistir la ultima despedida de Don Pedro. Antes de su entierro el dia 25 de abril, mas de 100,000 individuos visitaron su ataúd.

Una guardia de honor lo acompañó al Ateneo Puertorriqueño, y por las avenidas de San Juan. Todas las calles habían sido adornadas con 75,000 cintas negras, desde el Ateneo hasta el cementerio.

Guardia de honor acompaña a Don Pedro, saliendo del Ateneo

Las calles se llenaron con miles de dolientes, despidiendose de El Maestro.

Su entierro fue oficiado por el Obispo Antulio Parilla y dos sacerdotes, estos representando los tres catedrales mas grandes de Puerto Rico.

En la tarde de abril 25, 1965, en el Cementerio Santa María Magdalena de Pazzis en el Viejo San Juan, Don Pedro recibió su ultimo descanso.

El Legado de Don Pedro

Cincuenta años despues de su muerte, plazas y poarques publicos han sido dedicados a Don Pedro, en todas partes de la isla. Casi todos de los 78 municipios contienen una “Calle Pedro Albizu Campos,” y cinco escuelas han sido nombrados por el.

En su pueblo natal de Ponce, al Parque Albizu Campos contiene una estátua de Don Pedro, y un servicio conmemorativo siempre ocurre durante su dia de cumpleaño.

En el pueblo de Salinas hay una plaza con una gran estátua de Don Pedro.

Escuelas y centros comunitarios han sido dedicados a Don Pedro en Nueva York, Orlando y Chicago. Desfiles anuales ocurren en su honor, en Puerto Rico y en EEUU.

Don Pedro siempre se recordará como el patriota principal de Puerto Rico. Con gran elocuencia y valentía, el luchó por la independencia de Puerto Rico, y sufrió 25 años en la carcel y en exilio, por ese ideal.

La vida entera de Don Pedro fue una de resistencia al coloniaje.

Antes de Nelson Mandela, antes de Che Guevara y Fidel Castro, andó Don Pedro Albizu Campos. Por eso es que sus compatriotas lo recuerdan…y le rínden los mas altos honores…como El Maestro.

Notas Escogidas

Las notas siguientes se refieren a la practica de “Total Body Irradiation” (Irradiación Total del Cuerpo) cual el gobierno de EEUU inflijó sobre Pedro Albizu Campos, durante su encarcelamiento en La Princesa. Esto es un area muy controversial, cual merece la documentación y investigación mas completa posible.

Una discusión mucha mas amplia – con notas, análisis, y bibliografía – aparecen en el libro Guerra Contra Todos los Puertorriqueños.

  1. Subcommittee on Energy Conservation and Power, U.S. House of Representatives, “American Nuclear Guinea Pigs: Three Decades of Radiation Experiments on U.S. Citizens,” 99th Congress, 2nd Session, November 1986, pp. 1-17.
  2. Philip J. Hilts, “U.S. to Settle for $4.8 Million in Suits on Radiation Testing,” New York Times, November 20, 1996.
  3. “Count of Subjects in Radiation Experiments Is Raised to 16,000,” New York Times, August 20, 1995.
  4. Keith Schneider, “Secret Nuclear Research on People Comes to Light,” New York Times, December 17, 1993.
  5. Matthew L. Wald, “Rule Adopted to Prohibit Secret Tests on Humans,” New York Times, March 29, 1997.
  6. Eileen Welsome, The Plutonium Files (New York: Random House, 1999).
  7. Juan Gonzalez, “A Lonely Voice Finally Heard,” New York Daily News, January 12, 1994.
  8. Pedro Aponte Vásquez, ¡Yo Acuso! Y lo que Pasó Despues (Bayamón, PR: Movimiento Ecuménico Nacional de P.R., Inc., 1985)
  9. Howard L. Rosenberg, Atomic Soldiers: American Victims of Nuclear Experiments (Boston: Beacon Press, 1980).

 

Home

guerra contra todos los puertorriquenos

“Yo voy a conducir Guerra hasta la muerte, contra todos los puertorriqueños.”

– Comandante de la Policia Insular, E. Francis Riggs

Al ganar la Guerra de 1898, los Estados Unidos adquirieron a Puerto Rico como una “posesión”. El comandante de los invadores, Gen. Nelson A. Miles, prometió “prosperidad” y “las ventajas y bendiciones de una civilización avanzada.”

Esto nunca sucedió. Las fincas isleñas fueron expropriadas y explotadas por bancos norteamericanos.

En 1934, los Boricuas organizaron una huelga agrícola. El Comandante de la Policia Insular, E. Francis Riggs (cuyo padre era el dueño del Riggs National Bank) respondió con el asesinato de patriotas, y la declaración publica de “Guerra contro todos los puertorriqueños”.

Este sitio web le documenta esa Guerra.

Tambien documenta el asesinato de inocentes Boricuas, el bombardeo de pueblos en Puerto Rico, la tortura y ejecución de prisioneros politicos, y el tape de toda esta información, para que el pueblo no lo supiera.

Tambien contiene una biografía de Pedro Albizu Campos, lider del partido Nacionalista de Puerto Rico, quien dedicó su vida entera a la independencia de su tierra.

Don Pedro no realizó su sueño, pero pagó su precio: con 25 años de exilio y encarcelamiento. El gobierno de EEUU lo torturó en la carcel, y hasta lo declaró loco…el “Rey de las Toallas”.

Mucha mas información sobre Don Pedro y todas estas areas historicas – una bibliografía muy extensa – se encuentra en mi lbro:

Guerra Contra Todos los Puertorriqueños

Gracias por su visita, y por compartir de nuestra historia.

guerra contra todos los puertorriquenos