La Batalla de Salón Boricua

guerra contra todos los puertorriquenos

 

Vidal Santiago Díaz fue el dueño de la barbería Salón Boricua.

También era un Nacionalista y el barbero personal de Pedro Albizu Campos.

En Octubre 31, 1950, cuarenta soldados y policías rodearon la barbería y atacaron con pistolas, rifles, y una ametralladora Browning M1919A4.

Los soldados formaron una linea de fuego en la Calle Colton, esquina Barbosa, y comenzaron a disparar. 

La Guardia Nacional asalta al Salón Boricua

Pero Vidal disparó también…muchísimas veces…y el tiroteo duró tres horas.

Mas de una docena de estaciones de radio llegaron de prisa, con reportereos de San Juan (WIAC, WITA), Ponce (WPRB), Arecibo (WCMN), y diez otros pueblos. Hasta  Mayagüez (WECW) envió un camion, desde el otro lado de la isla.

En un momento, Luis Enrique “Bibí” Marrero de la Radio WIAC, quien se había criado con Vidal en Santurce, inició una cionversación.

“Oye Vidal”.

“¿Quien habla?”

“Soy yo, Bibí. ¿Como te va?”

“Estoy bien jodido. Me picaron la pierna”.

“¡Coño Vidal, te has hecho famoso! Todas las estaciones de radio estan aquí”.

“Yo tengo una radio también, llena de mierda Americana”.

“¿Necesitas algo?”

“Un paseo a Cuba”.

“Quizas se pueda arreglar. Cuantos hay -”

Pero la Guardia Nacional disparó de nuevo. La batalla fue salvaje. Los reporteros todos estimaron que veinte o mas Nacionalistas estaban batallando en la barbería.

Los soldados rodean al Salón Boricua 

Un teniente agarró un megáfono y les gritó.

“Vidal Santiago…no queremos herirte”.

“Díselo a mi pierna, pendejo,” dijo Vidal.

“Sal con tus amigos, y te aseguro que nada te ocurre”.

“Yo no tengo amigos”.

“Lo que si tienes, es un minuto. O sales o entramos”.

Pero tres coctels de Molotov salieron volando del segundo piso de la barbería, y la batalla continuó.

Los soldados y la policia se protejen del barbero

Vidal disparó una ametralladora M3A1 y hasta apareció en la puerta. Los balazos se llevaron tres dedos de su mano izquierda…pero Vidal continuó la batalla, con el valor y empuje de un toro. Afuera en la calle, cientos de Boricuas se fijaron sin aliento, como si estuviesen en una “pelicula de acción”.

Despues de tres horas, la ametralladora Browning M1919A4 vaporizó las sillas y los espejos de la barbería. Una escalera se desplomó sobre la cabeza de Vidal, y el tiroteo cesó.

Así se terminó la batalla de Salón Boricua.

Enterrado por la escalera

Una patrulla de soldados entró a la barbería, y fueron my sorprendridos al ver solamente un hombre debajo del cemento de la escalera. Como podía un hombre haberse defendido de cuarenta soldados y policias, todos armados con rifles y una hasta una ametralladora Browning M1919A4, por tres horas?

Las guardia inspecciona la barbería

Un soldado frustrado levantó su pistola, y le pegó un tiro en la cabeza.

Cuando arrastraron el cadáver de Vidal hacia la calle, con todos los reporteros alrededor, los soldados sufrieron un ultimo sobresalto.

El cadáver abrió los ojos.

Ea rayo…no se murió!

Vidal no se había muerto. 

En un tremendo frenesí, los reporteros lo anunciaron por todo Puerto Rico.

En ese instante, cuando Vidal abrió sus ojos, el barbero se convirtió en el segundo mas famoso Nacionalista en la historia de Puerto Rico – segundo solo a Don Pedro.

Vidal fue el barbero que desafió un imperio, con una bala en la cabeza.  
 
Para mas detalles sobre la Batalla de Salón Boricua, por favor lea…

guerra contra todos los puertorriquenos
Comprelo ahora